LOS LUGARES COLOMBINOS DE HUELVA

En los llamados ‚??Lugares colombinos‚?Ě de Huelva, Col√≥n consigui√≥ los barcos y navegantes y marineros expertos y encontr√≥ en sus monasterios las influencias necesarias para que la corona de Espa√Īa aprobara y apoyara el viaje que supuso una de las mayores gestas de la humanidad hasta aquel momento, una gesta que transform√≥ el mundo.

Estos lugares forman parte de candidaturas que pretenden lograr para ellos reconocimientos internacionales, como los sellos de Patrimonio de la Humanidad y del Patrimonio Europeo. Pero después de nuestra visita, en los días previos a un nuevo aniversario del descubrimiento, de una nueva fiesta nacional del 12 de octubre, la sensación que me quedó es que, además de realizar las gestiones administrativas para lograr los reconocimientos internacionales pretendidos, habría que hacer algo más para conseguir un reconocimiento interno, local, regional y nacional, para generar interés en que los que vivimos en ciudades próximas tengamos la inquietud por conocerlos. Habría que invertir algo más en la conservación y recuperación del importante patrimonio histórico artístico de estos lugares. Me parece elocuente el hecho de que muchos de los que realizamos esta visita, ya en edades próximas a la jubilación o ya jubilados y que como miembros de esta asociación, mantenemos inquietudes culturales, no hubiéramos visitado nunca estos históricos lugares, que, probablemente, como bien decía nuestro guía Emilio Rubio, si estuvieran en otro país, probablemente estarían mucho más reconocidos internamente, y, quizás, mucho mejor conservados y explicados, quizás todos sus ciudadanos serían más conscientes de su importancia histórica y artística.

Tengo la impresi√≥n que el cultivo de la fresa ha hecho mucho m√°s por rescatar del olvido a Moguer y a Palos que su importancia hist√≥rica y que la existencia de estos activos culturales que deber√≠an generar una afluencia tur√≠stica mucho mayor que la que pudimos ver durante nuestra visita (siendo un s√°bado, adem√°s de nosotros, hab√≠a otros dos visitantes en el monasterio de Santa Clara; no vi a nadie ajeno a nuestro grupo en San Jorge y hab√≠a algunos visitantes m√°s en La R√°bida) ¬ŅCu√°ntos visitantes tiene la casa museo de Mart√≠n Alonso Pinz√≥n?

Hay mucho por hacer. Desgraciadamente siguen sin entender las autoridades pol√≠ticas que invertir en patrimonio, invertir en su recuperaci√≥n, mantenimiento y promoci√≥n, no es un gasto, es una inversi√≥n rentable, una inversi√≥n con muy altos retornos econ√≥micos y sociales, especialmente en un pa√≠s, en una comunidad aut√≥noma, donde cada a√Īo recibimos a millones de turistas.

Galería de fotos